16 enero, 2022

Estafas informáticas: detienen a tres mujeres misioneras que integraban la banda nacional

La Policía Federal desbarató una banda de estafadores informáticos que operaba en el país, que finalizó con la detención de 26 personas -22 mujeres y cuatro hombres- y el secuestro de dinero, armas, municiones y otros elementos ligados a la causa. Tres mujeres fueron detenidas en Misiones, acusadas de integrar la red delictiva.

Triangulaban el dinero obtenido de estafas informáticas con empresas fantasmas creadas en la provincia. Se cree que en poco tiempo se alzaron con más de cinco millones de pesos.

La red fue desmantelada, tras una serie de allanamientos que se llevaron a cabo en la Ciudad de Buenos Aires, en los partidos bonaerenses de Berazategui, Ezeiza, Villariño; en las localidades de Monte Grande, Moreno, Merlo, Temperley, Rafael Calzada, Guernica, Florentino Ameghino, Pinamar y en la ciudades de Concepción del Uruguay, Rosario, Puerto Madryn, Córdoba y Misiones.

En la “tierra colorada” se realizaron operativos en Puerto Libertad, Garupá y Posadas, donde se detuvo a tres mujeres que formarían parte de la organización delictiva.

La pata local de la organización
En esa dirección, gentes de la PFA allanaron una vivienda en el barrio 25 Viviendas de Puerto Libertad, donde fue aprehendida una mujer de 45 años y se secuestraron un revólver y municiones de distinto calibre, como cartuchos de escopeta, balas de calibres chico y de FAL, y una camioneta.

También se procedió a allanar una casa en Garupá, sobre la ruta nacional 105, altura del kilómetro 3,5, donde fue detenida otra mujer (ésta de 37 años) y a quien secuestraron una computadora, 4.300 dólares y 180 mil pesos.

Posteriormente, sobre la avenida Jorge Newbery al 3.000 de Posadas fue requisada otra vivienda y también una mujer de 34 años fue demorada. Allí se incautaron; una computadora portatil, un celular y varios dispositivos de almacenamiento digital o pendrive.

Triangulación de dinero en Misiones
Trascendió de las investigaciones, que los autores de los ilícitos enviaban el dinero robado a empresas fantasma creadas para tal fin con sede en la provincia de Misiones, con el posterior desvío de fondos a cuentas bancarias, cuyos titulares estaban relacionados entre sí y de manera organizada.

El caso, que está en manos de la fiscal Daniela Dupuy, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas, comenzó a investigarse a partir de una denuncia radicada por una mujer a principios de septiembre pasado.

La damnificada ingresó al home banking de las cuentas de su empresa pero se sorprendió al ver que se encontraban con saldo negativo. Desconcertada, revisó entonces los últimos movimientos y advirtió varias transferencias por un valor cercano a los 5 millones de pesos, lo cual ella asegura desconocer y niega haber realizado.

En consecuencia, agentes federales de la División Delitos Tecnológicos iniciaron las investigaciones que permitieron identificar a los acusados y sacaron a la luz el complejo entramado de la maniobra defraudatoria, con movimientos de dinero a múltiples cuentas por sumas millonarias.

Las pruebas obtenidas desembocaron en una serie de allanamientos simultáneos en distintos puntos del país. En total, fueron 35 operativos autorizados por el juez Javier Buján, interinamente a cargo del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N°26.

En los procedimientos se detuvo a 22 mujeres y cuatro hombres. Además, la PFA secuestró 149 teléfonos celulares, 18 computadoras, 800.000 pesos, 4.300 dólares, un vehículo, un revólver, municiones varias y un acceso a cuenta bitcoin, entre otros elementos de interés para la causa.

Desde la Justicia se está trabajando en las correspondientes audiencias de intimación de los hechos de los acusados, algunas de manera presencial y otras a través de canales virtuales